Tag Archive fármaco-vigilancia

Poradministrador71

Fármaco-vigilancia: la información es poderosa

fármaco-vigilancia - reglamento europeo protección datos

 

 

Siempre que la humanidad encuentra un terreno inexplorado, físico o ideológico, se dedica inmediatamente a aprender sobre él y sacarle el máximo provecho, sin importar si la primera impresión es positiva o negativa. Para esto, crea empresas que investigan los beneficios, y otras que se encargan de documentar las interacciones con elementos ya conocidos e impedir los abusos. Por ejemplo, la fármaco-vigilancia.

¿En qué consiste la fármaco-vigilancia?

Una cantidad significativa de sustancias usadas hoy en la medicina eran antes tóxicas o venenosas y solo después de cientos de estudios y pruebas fueron descubiertas sus propiedades sanadoras específicas. Al ser consumidas por personas que no tengan el perfil correcto o lo hagan en circunstancias desfavorables se demuestra lo delicada que es la vida.

Por supuesto, doctores y científicos se aseguran que cuando salen al mercado únicamente vayan a un público específico e incluyan las instrucciones en el envase. Sin embargo, es imposible en un laboratorio o con un pequeño grupo de pruebas, prever todas las situaciones posibles, desde sobredosis y efectos combinados con otros medicamentos hasta ingestiones accidentales.

Es por ese motivo que la fármaco-vigilancia mantiene una gran atención en el mundo, específicamente sobre los reportes médicos y farmacéuticos, para recolectar cada una de esas observaciones y hacerla llegar a quien corresponda.

La otra cara de la moneda

Aunque esos problemas descritos surgen por falta de información, lo contrario, el exceso de datos, especialmente en manos equivocadas, asimismo puede causar grandes daños. Y aquí nos referimos a detalles personales de individuos, filiación, registro de enfermedades o de actividades diarias.

Podría parecer trivial, no obstante, si no fuera por el reglamento europeo protección datos, las corporaciones que por razones legítimas necesitan manejar información personal (bancos, compañías aseguradoras, hospitales) estarían expuestas a que gente inescrupulosa la extrajera… quienes luego podrían venderla con consecuencias extremadamente desagradables, siendo el robo de posesiones o identidad, son ejemplos que vienen a la mente.

De hecho, en las cuentas de correo, a pesar de los cuidados, inevitablemente llega basura o anuncios indeseados. ¿Cómo lo consiguieron esas firmas de publicidad? Gracias al reenvío de las famosas cadenas de mensajes, que estimulan a distribuirlas a toda la lista de contactos. Allí están disponibles enormes cantidades de direcciones. Entonces es tan sencillo como copiarlas y enviarles ofertas de manera indiscriminada.

En estos casos solamente es una molestia, y es probable que esos mensajes de correo pasen directo a la papelera de reciclaje. Pero ahora imaginemos que pasara lo mismo con números telefónicos, cuentas bancarias, dirección de hogar y oficina… nada más de pensarlo dan escalofríos.

En un universo en el cual cuanto más se sepa mejores recursos se poseen, también es cierto que hay que ser muy cuidadoso con lo compartido, porque nunca se sabe quién pudiera estar vigilando.